miércoles, 28 de noviembre de 2007

Rumbo a Tauca

Hace una década que no voy a Tauca y me puse a recordar los pormenores de las tantas veces que viajé desde que era niño. La siguiente narración es un compendio de todas las anecdotas, rarezas y singularidades que viví durate mis viajes ¡Rumbo a Tauca!

Tauca es un Pueblo pintoresco de suelo accidentado, con laderas, y pequeñas planicies, que originan las cuestas y bajadas en sus calles. Si bien cuenta con varias celebraciones durante el año, la fiesta principal se realiza en entre la última semana de Julio y la primera semana de Agosto. Dos meses antes de la fiesta, los viajeros planean su viaje y van separando su pasaje: Desde Lima existen algunas empresas que llegan a Tauca y parten desde sus oficinas que se encuentran por el terminal de Fiori.



Durante estas fechas suelen salir varios buses en el mismo día. En ésta ocasión salen 3 carros consecutivos con una hora de diferencia. El viaje dura 12 horas aproximadamente así que entre los viajeros comenzamos a coordinar la forma como vamos a distraernos durante el largo trayecto: Se compran pilas para la radio, alguien llevó una caja de cerveza vacía así que lo llenamos y lo subimos al ómnibus y compramos algunas botellas de ron para mantener a la gente "despierta".
Mi carro fue el último en salir a eso de las 6 de la tarde y por las ventanas vemos como la familia que se queda se despide de uno. Ni bien pasamos la garita de Ancón se prende la radio y comenzamos a darle curso a las chelas guardando los rones para más tarde. Cuando estábamos por Casma una señora le pide al chofer que pare el carro ya que su niño tenía ganas de orinar (En esos años los carros no tenían baño). Varios aprovecharon para bajarse del carro con el fin de tomar un poco de aire, en mi caso para poder contemplar la carretera de noche. Al llegar a Chimbote el carro se sale de la carretera y se dirige a su agencia. Eran las 12:00 de la noche y estuvimos ahí por media hora por lo que aprovechamos en comprar más licor. Continuando el viaje, salimos de Chimbote y se llega a Coishco donde el Bus se detiene para hacerle un chequeo general ya que en las siguientes horas comenzaremos a subir hasta llegar a la serranía de Ancash. Algo que siempre me llamo la atención es que cada vez que he viajado por ésta ruta siempre me tengo que encontrar con camiones y trailers que dicen "Pepe el Toro", cosas de carretera me dicen algunos.
Hasta aquí se anduvo por toda la Panamericana Norte, al proseguir el viaje el carro dobla a la derecha y se dirigirse por otra carretera que bordeará el Río Santa. Si bien está asfaltada la falta de iluminación y la densa vegetación vuelve tétrico el camino.

Luego de pasar los pueblos de Santa y de Rinconada se llega a Vinzos, lugar donde venden las ricas causas (Pescado sancochado con cebolla china y ají amarillo envuelto en hojas de plátano). Prosiguiendo con el viaje nos encontrarnos con el Río Santa y al compás del huayno "Río santa caudaloso" atravesamos varios túneles y puentes hasta llegar al Pueblo de Chuquicara. Después de pasar la garita de control el carro avanza para luego pasar un largo puente que cruza el río santa y así continuar con el viaje por la carretera que se encuentra en el cerro del frente. Luego de 1 hora aproximadamente se llega a Quiroz donde la carretera se divide en dos. Cuenta la gente que en Quiroz existía un terminal de trenes pero que fue arrasado con el terremoto del 70. Tomando el camino de la derecha se prosigue el viaje a una zona donde el bus tiene que doblar y retroceder hasta el borde del abismo para el fin de regresa por el camino y tomar una desviación que nos llevará a la zona de Cocabal y por caminos serpenteados subiendo cada vez más alto. Una hora más tarde se llega al Pueblo de Ancos. Son las 6:00 de la mañana y el carro se detiene un momento para que los vendedores se aproximen al carro a ofrecen manzanas, tamales, chirimoyas así que hacemos un Shopping veloz porque el carro comienza a andar a los pocos minutos no sin antes haber comprado una cajita de cerveza adicional para terminar el viaje... "La del estribo dijeron por allí". Desde Ancos podemos ver los otros dos carros que salieron antes de nosotros viendo como suben bordeando el cerro por peñas y quebradas.

El carro sigue avanzando cuando de pronto un pinchazo a la llanta nos obliga a pararnos por media hora. Con el motivo de estirar las piernas la gente se abriga bien y sale del carro. A pesar de ver los rayos de sol hace un frío tremendo... pero para contrarrestando se pasa un botella de ron y con cigarros de por medio observamos con varias personas la cambiada de llanta. Algunos de los pasajeros prefieren caminar y continúan la ruta a pie para luego ser recogidos cuando el carro comience a desplazarse. Un amigo mío que recién salió del ejército comienza a subir el cerro para llegar a la carretera que estaba más arriba para luego ser recogido por el carro (Recuerden que estamos a 3,000 msnm). Una vez arreglado el carro, algunos bien osados suben a la parte superior del Carro con el ánimo de continuar el viaje en el techo.

El carro avanza y pasamos al desierto de Calaball, la peña de colgayunga y las "tierras negras". Cuando la subida cesa podemos ver los grandes árboles de eucaliptos, señal que estamos cerca de Tauca. Antes de llegar comenzamos a ver las primeras casitas de adobe que se usan cuando los pobladores se van a sus chacras y se quedan por días. Minutos después se ve a lo lejos las calaminas del techo del colegio primario de Tauca. Durante 20 minutos más aproximadamente nos topamos con algunos pobladores que han madrugado y van por la carretera llevando a sus rebaños a pastear a sus chacras.

Cuando estamos cerca el carro comienza a tocar su claxon pasando la voz a todos los tauquinos que estamos llegando. Al ingresar al pueblo se pasa el barrio de Buenos aires, la cabaña y el parque Salinas para luego entrar por una calle estrecha y en subida hasta la plaza de armas sin dejar de tocar el claxon. Una vez ahí y después de dar una vuelta a su alrededor, el carro se detiene en la puerta de la agencia indicando el fin del camino.

Por la ventana se ve a diferentes personas esperándonos, otros con sus burros para poder llevar las maletas. Se ve la plaza limpia y los heladeros sentados en las bancas. Después de haber bajado del carro y con las maletas recogidas exhalo fuertemente diciendo a mi mismo ¡Que buen viaje!

Si quieren saber mas o menos como se ve la carretera de tauca desde el carro en horas de la noche, entonces vean este videito:


¿Quieres saber más sobre Tauca? entonces haga clic en los siguientes links:

Página del pueblo de Tauca

Comunidad tauquina

4 comentarios:

Le Martin dijo...

Buen post. Recuerdo que en más de una ocasión nos hiciste la invitación para visitar Tauca, hasta ahora nos estamos animando. Pero en serio, provoca ir.

Pablenque dijo...

Es cietro, cuando estudiabamos les habia dicho para ir de viaje...

Un dato más... a Tauca le dicen el pueblo de la fantasía porque todo se te hace realidad....

Pablenque dijo...

Si quieren saber mas o menos como se ve la carretera de tauca desde el carro en horas de la noche, entonces vean el videito que puse

Si no lo ven hagan clic aquí: http://www.youtube.com/watch?v=Hrmf0p84guY

Le Martin dijo...

que maloy! espero que se vea así porque la camara no fuciona con poca luz.. porque sino!! horrible oye!